Bonificaciones para empresas

La bonificación de los cursos de manipulador de alimentos se efectúa a través del fondo que asigna el FONDO SOCIAL EUROPEO a las empresas para la formación de sus empleados.

 

 

Los pasos para obtener la bonificación son los siguientes:

  1. SOLICITUD DE CRÉDITO: Solicitaremos el crédito del que dispone a través de la Fundación Tripartita.
  2. ALTA: Una vez demos el alta del curso e informemos a la fundación tripartita de la fecha de impartición del mismo. Tienen que transcurrir siete días para la celebración del curso.
  3. CELEBRACIÓN DEL CURSO: El mismo día le facilitamos los certificados de manipulador de alimentos.
  4. DEDUCCIONES: Le enviaremos la documentación de la bonificación para que efectué la deducción correspondiente al coste del curso del pago de los seguros sociales.
  5. PAGO: Pasaremos por su banco el importe del curso.

El crédito que disponen las empresas para formación depende de la cantidad de empleados que estén dados de alta en el régimen general de la seguridad social.

Si desea más información acerca de las bonificaciones y el Fondo Social Europeo consúltenos sin compromiso.

Controles de Calidad

 


La situación actual motiva, en un mercado sin fronteras y para satisfacer las crecientes demandas de los consumidores, que las empresas hayan tenido que modificar los procesos de producción, distribución y servicio de alimentos.

A su vez, todas las Administraciones Públicas –Comunidad Europea, Estatal y Autonómica- han adaptado las normas legales a las nuevas exigencias de los consumidores, para garantizar la protección de estos.

En nuestro ámbito, la legislación aplicable obliga a todas las empresas implicadas en la cadena alimentaria a realizar su propio autocontrol, el cual se asienta en el sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control (APPCC), con la consiguiente sustitución de la inspección sanitaria tradicional por procedimientos normalizados de inspección preventiva basados en técnicas de auditoria y de gestión por procesos.

Se desarrollan ocho planes definidos cada uno por un objetivo, una descripción (QUÉ, COMO, QUIÉN, CUANDO) y unos registros que la persona designada por la dirección cumplimentará.

Todo ello se resume en “OBSERVAR”, “EVIDENCIAR” Y “CORREGIR” las no conformidades que pueden afectar a los alimentos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR